TRAS LA TEMPESTAD VUELVE LA CALMA

No hubo piedad frente a Kamegal Cortegada, uno de los dos únicos equipos que nos habían derrotado este curso. El dilapidar 16 puntos de ventaja en el último cuarto la pasada semana frente Araski tenía que servir como una lección de madurez para hacernos más sólidas y demostrar que las derrotas esta temporada han sido más fruto de nuestra relajación que mérito de las rivales. El sábado no hubo partido, +38 de diferencia lo dice todo. Increíble que entre nuestras 2 ala-pivots capturaran 28 rebotes. Fue una buena ocasión para ver en directo a Leia Dongue, una jugadora llamada a ser determinante en esta liga en lo que a producción ofensiva se refiere (lleva un punto por minuto jugado), y fue una sorpresa agradable el buen partido de Jovana, que  aunque le ha costado acoplarse, poco a poco va encontrando su sitio en la rotación.     


(ESTADÍSTICAS y VÍDEO).